Depósitos de Gasoil

CATEGORIAS
MARCA
Gespasa (3)
Schutz (2)
CAUDAL
PRECISIÓN
VOLTAJE
TIPO LIQUIDO
Show all
Agua (1)
Gasoil (5)
Gasolina (1)
TIPO MEDIDOR
MICRAS
TIPO DE FLUIDO
Agua (1)
Gasoil (5)
Gasolina (1)
CONEXIÓN
CONEXIÓN

Mostrando todos los resultados 5

Como especialistas en la fabricación de depósitos de gasoil, en nuestra tienda online ofrecemos una gran variedad de diseños de excelente calidad. Nuestro objetivo es crear soluciones a necesidades específicas, garantizando confiabilidad y durabilidad a precios asequibles.

Los depósitos de gasoil son recipientes preparados para el almacenamiento y transporte seguro de dicho combustible. Hay distintos tipos, y se clasifican de acuerdo a su tamaño, capacidad y uso. Son especialmente útiles al evitar fugas y prevenir accidentes, pues están estructurados de forma certificada.

Permiten controlar de manera simple el gasto de gasoil generado por una empresa o cliente particular. Además, facilitan su transporte y la carga de combustible de los vehículos relacionados.

¿Qué tener en cuenta al elegir un depósito?

Debido a que la transportación de sustancias inflamables es riesgosa, es de vital importancia utilizar los equipos adecuados. Por esta razón, es necesario prestar atención a los siguientes aspectos al trasladar gasoil.

Tipo de material

Los depósitos de gasoil son fabricados en dos materiales: polietileno y acero. Con referencia a los plásticos, son recomendados al transportar las sustancias inflamables. Esto debido a su mayor ligereza y facilidad de manipulación, pues permiten el uso de cintas de sujeción.

En el caso de los depósitos metálicos, se aconseja su uso especialmente al momento de almacenar el gasoil en zonas de riesgo. Este material ofrece mayor seguridad ante la posibilidad de recibir un golpe. Además, son muy versátiles, pues en base a sus características, se usan en almacenamiento y transporte.

La capacidad

Por lo general, los depósitos de gasoil tienen una capacidad de 1000 litros. Sin embargo, es posible encontrarlos en proporciones superiores e inferiores a esta. El tamaño que se adquiere debe depender del consumo general de la sustancia y el espacio disponible para instalar la unidad.

Tipos de depósitos de gasoil

Entre los tipos de depósitos disponibles, se distinguen entre dos principales: los simples y los de doble pared. Cada uno es fabricado para un uso específico, y cuentan con dimensiones y capacidades diferentes.

Depósitos simples

Son fabricados a base de una sola pieza, y están pensados principalmente para uso de interiores. Con ellos, es necesaria la colocación de una bandeja o recipiente de retención en su base. Esto en el caso de los que tienen una capacidad de 1000 litros o inferior.

Por su parte, los que superan esta cifra requieren de un cubeto de retención, que aporta seguridad al 100%.

Depósitos de doble pared

Se caracterizan por ser estructuras más robustas, y sus características los vuelven aptos para almacén en exteriores y transporte del gasoil. En resumen, se componen por un depósito simple envuelto por un recipiente de acero o polietileno. Su exterior se encuentra recubierto por protección contra los rayos UV.

Al ser de doble pared, son más seguros al momento de evitar fugas de combustible.

En Directfluid se encuentran los mejores depósitos de gasoil adecuada para cada necesidad. Los recipientes que ofrecemos están diseñados con la finalidad de aportar seguridad y protección al transportar y almacenar esta sustancia.

Nuestros tanques tienen distintas capacidades, y se adaptan a los usos y requerimientos particulares. Asimismo, están certificados de acuerdo a las normativas, garantizando máximo control.

Como especialistas en la fabricación de depósitos de gasoil, en nuestra tienda online ofrecemos una gran variedad de diseños de excelente calidad. Nuestro objetivo es crear soluciones a necesidades específicas, garantizando confiabilidad y durabilidad a precios asequibles.

Los depósitos de gasoil son recipientes preparados para el almacenamiento y transporte seguro de dicho combustible. Hay distintos tipos, y se clasifican de acuerdo a su tamaño, capacidad y uso. Son especialmente útiles al evitar fugas y prevenir accidentes, pues están estructurados de forma certificada.

Permiten controlar de manera simple el gasto de gasoil generado por una empresa o cliente particular. Además, facilitan su transporte y la carga de combustible de los vehículos relacionados.

¿Qué tener en cuenta al elegir un depósito?

Debido a que la transportación de sustancias inflamables es riesgosa, es de vital importancia utilizar los equipos adecuados. Por esta razón, es necesario prestar atención a los siguientes aspectos al trasladar gasoil.

Tipo de material

Los depósitos de gasoil son fabricados en dos materiales: polietileno y acero. Con referencia a los plásticos, son recomendados al transportar las sustancias inflamables. Esto debido a su mayor ligereza y facilidad de manipulación, pues permiten el uso de cintas de sujeción.

En el caso de los depósitos metálicos, se aconseja su uso especialmente al momento de almacenar el gasoil en zonas de riesgo. Este material ofrece mayor seguridad ante la posibilidad de recibir un golpe. Además, son muy versátiles, pues en base a sus características, se usan en almacenamiento y transporte.

La capacidad

Por lo general, los depósitos de gasoil tienen una capacidad de 1000 litros. Sin embargo, es posible encontrarlos en proporciones superiores e inferiores a esta. El tamaño que se adquiere debe depender del consumo general de la sustancia y el espacio disponible para instalar la unidad.

Tipos de depósitos de gasoil

Entre los tipos de depósitos disponibles, se distinguen entre dos principales: los simples y los de doble pared. Cada uno es fabricado para un uso específico, y cuentan con dimensiones y capacidades diferentes.

Depósitos simples

Son fabricados a base de una sola pieza, y están pensados principalmente para uso de interiores. Con ellos, es necesaria la colocación de una bandeja o recipiente de retención en su base. Esto en el caso de los que tienen una capacidad de 1000 litros o inferior.

Por su parte, los que superan esta cifra requieren de un cubeto de retención, que aporta seguridad al 100%.

Depósitos de doble pared

Se caracterizan por ser estructuras más robustas, y sus características los vuelven aptos para almacén en exteriores y transporte del gasoil. En resumen, se componen por un depósito simple envuelto por un recipiente de acero o polietileno. Su exterior se encuentra recubierto por protección contra los rayos UV.

Al ser de doble pared, son más seguros al momento de evitar fugas de combustible.

En Directfluid se encuentran los mejores depósitos de gasoil adecuada para cada necesidad. Los recipientes que ofrecemos están diseñados con la finalidad de aportar seguridad y protección al transportar y almacenar esta sustancia.

Nuestros tanques tienen distintas capacidades, y se adaptan a los usos y requerimientos particulares. Asimismo, están certificados de acuerdo a las normativas, garantizando máximo control.