Bombas para lubricantes y aceites

CATEGORIAS
PRECIO
MARCA
Gespasa (9)
CAUDAL
PRECISIÓN
VOLTAJE
12 VCC (2)
230 VCA (2)
230/400 VCA (2)
24 VCC (2)
TIPO LIQUIDO
Show all
Lubricantes (4)
TIPO MEDIDOR
MICRAS
TIPO DE FLUIDO
Lubricantes (4)
CONEXIÓN
CONEXIÓN

Para realizar un repostaje exitoso, es indispensable contar con una bomba para lubricantes de alta calidad. Por este motivo, en Directfluid ofrecemos numerosos dispositivos que se adaptan a las necesidades de cada maquinaria de reabastecimiento. Contamos con el mejor catálogo del mercado, el cual muestra precios accesibles y artículos de primera categoría.

¿Qué son las bombas para lubricantes?

Las bombas para lubricantes son pequeños dispositivos que tienen el objetivo de llevar el fluido desde el depósito hasta el sistema de tuberías. Existen diferentes tipos, tamaños y modelos con distintas características.

Se valen de la presión manométrica para expulsar el líquido a través de filtros, válvulas y distribuidores en cada punto de fricción.

¿Por qué son importantes?

Las bombas de lubricantes son como el corazón de la maquinaria de reposición, pues no sólo distribuyen el líquido, sino que lo hacen de modo uniforme. Entonces, son elementos esenciales para que el equipo de repostaje funcione adecuadamente y ofrezca un suministro efectivo en menos tiempo.

Cuanto menor sea la fricción, menos rozamiento existirá, lo que reduce el desgaste y las temperaturas elevadas. Como consecuencia, las bombas se convierten en artefactos que permiten llevar un control progresivo del reabastecimiento, a la vez que alargan la vida útil del resto de la maquinaria.

¿Dónde se utilizan las bombas de lubricantes?

Las bombas para el suministro de lubricantes son muy útiles en todo tipo de industria o sector. Son muy prácticas para transferir fluidos desde barriles, cubos, tambores, baldes y prácticamente cualquier variante de contenedor. Y no importa la ubicación, ya que pueden estar en el suelo, en la pared o en un depósito subterráneo.

Las aplicaciones principales para el uso de esto dispositivos son las siguientes:

  • Líquidos anticongelantes.
  • Lubricantes ricos en grasa.
  • Lubricantes en formato de aceite.
  • Sustancias químicas.
  • Fluidos de transmisión.
  • Fluidos para el limpiaparabrisas.
  • Evacuación de aceites.

En el mismo sentido, son utilizados en estaciones de servicio, talleres mecánicos, establecimientos de transferencia y suministro, entre otros. En realidad, todo lugar donde se maneje maquinaria, ya sea liviana o pesada, necesita de un buen repostaje de lubricantes.

Tipos de bombas para lubricantes

Antes de comprar una bomba para el suministro de fluidos lubricantes, es importante establecer qué categoría es la más adecuada. Estas son las más demandadas en el mercado:

Bombas de diafragma

También se le conocen como bombas de membrana, las cuales aumentan la presión a través del empuje de paredes elásticas. Por lo tanto, varían el volumen, ya sea aumentándolo o disminuyéndolo para controlar el suministro del fluido.

No poseen cierres mecánicos, tampoco empaquetaduras, lo que quiere decir que son equipos mucho más resistentes. Resisten muy bien las condiciones severas y no son susceptibles a las roturas. Resultan muy convenientes para obtener el líquido de los depósitos mediante un sistema de aspiración, incluso cuando la tubería está llena de aire.

Otra de sus ventajas son las siguientes:

  • El mantenimiento se realiza de forma sencilla y rápida.
  • Los componentes son fáciles de cambiar en caso de averías.
  • Se adaptan a prácticamente cualquier tipo de lubricantes, incluso ácidos.

Bombas neumáticas

Las bombas de lubricantes neumáticas o de doble membrana también usan el aire comprimido para generar fuerza. Entonces, son capaces de mover fluidos a través de las tuberías y son muy comunes en los sectores industriales.

Se tratan de dispositivos de desplazamiento positivo que se valen del aire a presión para el trasiego de fluidos y productos. A su vez, aprovechan esa misma energía para incrementar la presión del líquido y generar un caudal óptimo.

Estos artefactos permiten bombear fluidos estériles, limpios, tóxicos, agresivos, metales pesados, logros, ácidos, entre otros.

Otros de sus beneficios son estos:

  • No causan contaminación en los productos.
  • Sirven para cualquier tipo de industria.
  • Se estabilizan automáticamente.

Bombas hidráulicas

Son máquinas que transforman la energía aplicándola directamente y de forma ascendente sobre el líquido en cuestión. Están divididas en bombas volumétricas y turbo bombas, y cada una dispone de un orificio de aspiración y otro de impulsión.

En el caso de las volumétricas, utilizan una variación periódica del volumen para mover el agua. En cambio, las turbo bombas poseen una pieza giratoria que arrastra el líquido.

Sea cual sea la modalidad, presentan las siguientes ventajas:

  • Se adaptan a diferentes tipos de líquidos.
  • Son equipos muy resistentes y de larga duración.
  • El mantenimiento es muy sencillo.
  • Son piezas de gran rendimiento.
  • Casi no sufren de averías.

¿Cuál bomba para el suministro de lubricantes elegir?

Todo depende de las necesidades de repostaje y el tipo de establecimiento donde se desea realizar la reposición. En Directfluid contamos con modelos de todo tipo y equipos adaptados a cada sector.

Deseamos que nuestros clientes disfruten de un servicio óptimo y el mejor desempeño en la reposición de fluidos. Por esta razón, nuestras bombas están diseñadas para optimizar el consumo y reducir costos.

Para realizar un repostaje exitoso, es indispensable contar con una bomba para lubricantes de alta calidad. Por este motivo, en Directfluid ofrecemos numerosos dispositivos que se adaptan a las necesidades de cada maquinaria de reabastecimiento. Contamos con el mejor catálogo del mercado, el cual muestra precios accesibles y artículos de primera categoría.

¿Qué son las bombas para lubricantes?

Las bombas para lubricantes son pequeños dispositivos que tienen el objetivo de llevar el fluido desde el depósito hasta el sistema de tuberías. Existen diferentes tipos, tamaños y modelos con distintas características.

Se valen de la presión manométrica para expulsar el líquido a través de filtros, válvulas y distribuidores en cada punto de fricción.

¿Por qué son importantes?

Las bombas de lubricantes son como el corazón de la maquinaria de reposición, pues no sólo distribuyen el líquido, sino que lo hacen de modo uniforme. Entonces, son elementos esenciales para que el equipo de repostaje funcione adecuadamente y ofrezca un suministro efectivo en menos tiempo.

Cuanto menor sea la fricción, menos rozamiento existirá, lo que reduce el desgaste y las temperaturas elevadas. Como consecuencia, las bombas se convierten en artefactos que permiten llevar un control progresivo del reabastecimiento, a la vez que alargan la vida útil del resto de la maquinaria.

¿Dónde se utilizan las bombas de lubricantes?

Las bombas para el suministro de lubricantes son muy útiles en todo tipo de industria o sector. Son muy prácticas para transferir fluidos desde barriles, cubos, tambores, baldes y prácticamente cualquier variante de contenedor. Y no importa la ubicación, ya que pueden estar en el suelo, en la pared o en un depósito subterráneo.

Las aplicaciones principales para el uso de esto dispositivos son las siguientes:

  • Líquidos anticongelantes.
  • Lubricantes ricos en grasa.
  • Lubricantes en formato de aceite.
  • Sustancias químicas.
  • Fluidos de transmisión.
  • Fluidos para el limpiaparabrisas.
  • Evacuación de aceites.

En el mismo sentido, son utilizados en estaciones de servicio, talleres mecánicos, establecimientos de transferencia y suministro, entre otros. En realidad, todo lugar donde se maneje maquinaria, ya sea liviana o pesada, necesita de un buen repostaje de lubricantes.

Tipos de bombas para lubricantes

Antes de comprar una bomba para el suministro de fluidos lubricantes, es importante establecer qué categoría es la más adecuada. Estas son las más demandadas en el mercado:

Bombas de diafragma

También se le conocen como bombas de membrana, las cuales aumentan la presión a través del empuje de paredes elásticas. Por lo tanto, varían el volumen, ya sea aumentándolo o disminuyéndolo para controlar el suministro del fluido.

No poseen cierres mecánicos, tampoco empaquetaduras, lo que quiere decir que son equipos mucho más resistentes. Resisten muy bien las condiciones severas y no son susceptibles a las roturas. Resultan muy convenientes para obtener el líquido de los depósitos mediante un sistema de aspiración, incluso cuando la tubería está llena de aire.

Otra de sus ventajas son las siguientes:

  • El mantenimiento se realiza de forma sencilla y rápida.
  • Los componentes son fáciles de cambiar en caso de averías.
  • Se adaptan a prácticamente cualquier tipo de lubricantes, incluso ácidos.

Bombas neumáticas

Las bombas de lubricantes neumáticas o de doble membrana también usan el aire comprimido para generar fuerza. Entonces, son capaces de mover fluidos a través de las tuberías y son muy comunes en los sectores industriales.

Se tratan de dispositivos de desplazamiento positivo que se valen del aire a presión para el trasiego de fluidos y productos. A su vez, aprovechan esa misma energía para incrementar la presión del líquido y generar un caudal óptimo.

Estos artefactos permiten bombear fluidos estériles, limpios, tóxicos, agresivos, metales pesados, logros, ácidos, entre otros.

Otros de sus beneficios son estos:

  • No causan contaminación en los productos.
  • Sirven para cualquier tipo de industria.
  • Se estabilizan automáticamente.

Bombas hidráulicas

Son máquinas que transforman la energía aplicándola directamente y de forma ascendente sobre el líquido en cuestión. Están divididas en bombas volumétricas y turbo bombas, y cada una dispone de un orificio de aspiración y otro de impulsión.

En el caso de las volumétricas, utilizan una variación periódica del volumen para mover el agua. En cambio, las turbo bombas poseen una pieza giratoria que arrastra el líquido.

Sea cual sea la modalidad, presentan las siguientes ventajas:

  • Se adaptan a diferentes tipos de líquidos.
  • Son equipos muy resistentes y de larga duración.
  • El mantenimiento es muy sencillo.
  • Son piezas de gran rendimiento.
  • Casi no sufren de averías.

¿Cuál bomba para el suministro de lubricantes elegir?

Todo depende de las necesidades de repostaje y el tipo de establecimiento donde se desea realizar la reposición. En Directfluid contamos con modelos de todo tipo y equipos adaptados a cada sector.

Deseamos que nuestros clientes disfruten de un servicio óptimo y el mejor desempeño en la reposición de fluidos. Por esta razón, nuestras bombas están diseñadas para optimizar el consumo y reducir costos.